¿Qué relación hay entre el peso y el sueño?

Sabemos que el sueño es esencial para la vida y es la base de numerosas funciones fisiológicas y psicológicas, pero ¿ existe una vinculación directa entre las horas que dormimos y  nuestro peso corporal?

vinculación-peso-sueño

Si examinamos   la relación existente entre el sueño y el metabolismo, es difícil determinar si ciertas circunstancias metabólicas conducen al sueño, o si es la calidad y duración del mismo lo que impulsa el metabolismo. Por ejemplo, los períodos más prolongados de sueño profundo se observan en personas físicamente activas y en aquéllas con una glándula tiroides hiperactiva; ambos casos están asociados con metabolismos más rápidos. Por el contrario, las personas con una glándula tiroides hipoactiva y, como consecuencia, un metabolismo más lento, suelen disfrutar de menos horas de sueño profundo.

Un estudio reciente sugiere que perder apenas 30 minutos de sueño durante las noches de semana podría aumentar el peso y afectar al metabolismo.

Muchas personas no duermen lo suficiente durante la semana e intentan compensarlo en el fin de semana, escribió el autor del estudio, Shahrad Taheri, profesor de medicina del Colegio Médico Weill Cornell en Doha, Qatar. Pero la falta de sueño durante la semana podría conducir a una perturbación a largo plazo en el metabolismo, lo que podría fomentar o exacerbar la diabetes tipo 2.

«La falta de sueño está generalizada en la sociedad moderna, pero apenas en la última década nos hemos dado cuenta de sus consecuencias metabólicas«, dijo Taheri en un comunicado de prensa de la Sociedad Endocrina (Endocrine Society).

«Nuestros hallazgos sugieren que evitar la falta de sueño podría tener beneficios positivos para la cintura y el metabolismo, y que incorporar el sueño en las intervenciones de estilo de vida para la pérdida de peso y la diabetes quizá mejore su éxito», añadió Taheri.

Los investigadores estudiaron a 522 pacientes con diabetes tipo 2 recién diagnosticada, y les asignaron al azar a la atención usual, a ejercicio añadido, o a dieta y ejercicio.

Al inicio del estudio, los que no dormían lo suficiente durante la semana tenían un 72 por ciento más de probabilidades de ser obesos que los que dormían lo suficiente. Seis meses más tarde, los investigadores dijeron que eran más propensos a ser obesos y a tener problemas con el azúcar en sangre.

Apenas media hora de sueño menos durante los días de semana fue suficiente para provocar problemas, hallaron los investigadores.

Tras un año, por cada 30 minutos de sueño perdido en la línea de base, el riesgo de obesidad y resistencia a la insulina, un indicador de la diabetes, aumentó en un 17 y un 39 por ciento, respectivamente, encontró el estudio.

Este estudio se ha presentado este mes de marzo  en la reunión anual de la Sociedad Endocrina, en San Diego. Los estudios presentados en conferencias se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Fuente:  HealthDay   

 

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *