La reflexología, terapia alternativa

La reflexología es una terapia alternativa o complementaria que estimula puntos, sobre todo en los pies, con presión o masajes que los que la practican dicen que equilibra la salud, logra la relajación o aminora el dolor. 

ReflexologiaSegún nos define la wikipedia la reflexología, reflexoterapia o terapia zonal es la práctica de estimular puntos sobre los pies, manos, nariz u orejas ( llamados «zonas de reflejo»), basada en la creencia pseudocientífica de que ese masaje tendría un efecto benéfico en un órgano situado en otro lugar del cuerpo.

También se le conoce como terapia de zonas, terapia zonal o reflexoterapia y empezó a ser estudiada, dentro del sistema de medicina occidental a inicios del siglo XX, cuando un médico estadounidense llamado William Fitzgerald observó esta forma de terapia y publicó en un libro justamente llamado Zone Therapy.

Las bases de esta forma de terapia se relacionan íntimamente a otros tratamientos, como la acupuntura, que se basa en la creencia de que el cuerpo tiene vías que lo atraviesan por donde pasa la energía qui (chi) Estas se llaman meridianos y en la medicina China se presionan estas terminaciones nerviosas y energéticas con precisión y usando agujas para que el cuerpo active su mecanismos de curación.

De ahí, Fitzgerald, comenzó a desarrollar la teoría de que la división entre los meridianos tiene zonas que están ocupadas por órganos y estos órganos tienen una especie de reflejo en las manos y sobre todo en los pies. Al presionar estas zonas, los órganos se verían influenciados y su bienestar se podría “manipular” (o bien, ayudarle a que recupere su equilibrio por sí sólo). Más adelante, una enfermera Eunice Ingham desarrolló más estos mapas.

Así, se localizaron los puntos de reflejo en los pies, confeccionándose diversos diagramas o dibujos donde se pueden localizar los puntos de reflejo, que se conectan desde los pies hasta cada órgano (véase gráfico).

La presión que se aplica generalmente debería tener una función relajante, aliviando el estrés y el dolor. Algunas personas  que practican la reflexología dicen que tiene otras aplicaciones, como en la terapia del asma, de la diabetes o del cáncer, sin embargo, no hay evidencia científica que avale la teoría en relación al tratamiento de estas condiciones.

Los reflexólogos se basan en sus diagramas para aplicar presión en áreas específicas y a veces usan otros elementos que los ayudan como pelotas de goma, ligas o palos de madera. Frecuentemente tienen conocimientos relacionados a masajes, o son fisioterapeutas o quiroprácticos, por ejemplo.

Algunos estudios patrocinados por instituciones como El Instituto Nacional del Cáncer o el Instituto Nacional de Salud en Estados Unidos han encontrado propiedades benéficas de la reflexología para disminuir el dolor, la ansiedad y la depresión. Parece que influencia positivamente a las personas desde el punto de vista psicológico y los ayuda a relajarse y a dormir (e incluso puede complementar  a otro tipo de terapias como la quimioterapia o la radioterapia que toman los pacientes con cáncer, nuevamente, por su poder de relajación).

La práctica de la reflexología se considera  generalmente segura, siempre y cuando sea llevada a cabo por una persona cualificada.

Este método para curar es muy cercano a los masajes, que son una práctica bastante antigua y además son muy usados. Según la Asociación Americana de Terapia de Masaje, los masajes son el segundo tratamiento más usado para aliviar el dolor (después de las medicinas, como analgésicos) porque relaja los músculos, ayuda a estimular la circulación y alivia la tensión y el estrés.

Hoy en día la reflexología supone una excelente salida profesional que puedes plantearte. Existen numerosas escuelas donde aprender y diplomarte en esta técnica ancestral.

Fuente: www.vidaysalud.com/

 

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Medicina estética, Salud y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *