Los aceites esenciales en la estética

La Aromaterapia, la utilización de los aceites esenciales de las plantas con fines curativos, es el tema de este artículo, cuya autora  María Martrat, es habitual colaboradora de este blog.

aromaterapia

Los llamados “aceites esenciales” no son realmente aceites, sino las partes más volátiles de las plantas, las cuales se liberan mediante un proceso de destilación a vapor de las hojas (verdes ), flores( florales) y maderas (árboles o resinas) o por compresión de algunas frutas (cítricos).

Nuestro sentido del olfato es mucho más importante de lo que nos percatamos. La nariz puede captar más olores que los sonidos que puede captar el oído. Un aroma puede influir en el estado anímico de una persona y proporcionarle calma, alegría o claridad de ideas.

Por otra parte, como los Aceites Esenciales son muy volátiles al ser aplicados en masajes, penetran en el cuerpo a través de la sangre y llegan rápidamente a todo los órganos, ejerciendo su acción sanadora.

El uso de los aceites aromáticos data de 3.000 años A.C. en el antiguo Egipto, donde se usaban como medicinas, en ceremonias religiosas y como perfume. Desde comienzos del siglo XX su uso ha venido creciendo y extendiéndose en todo el mundo y está siendo empleada por médicos y terapeutas.

Los aceites esenciales satisfacen las necesidades de la mente, el cuerpo y el espíritu. Han sido exitosos en el tratamiento de condiciones emocionales, así como dolencias musculares, digestivas, de la piel, en problemas respiratorios, o simplemente como relajantes, para combatir el insomnio y el stress, y en tratamientos de belleza. Se usan en masajes, en ambientadores, en vaporizadores, en el baño, en compresas y como loción capilar o de la piel.

Estos aceites pueden ser utilizados por personas de cualquier edad, sin ningún riesgo, en el tratamiento de algunas afecciones musculares, digestivas y respiratorias menores, así como para el alivio del cansancio o el stress.

Pueden ser utilizados de varias maneras, como las que se indican a continuación:

  • Ambientadores: La parte superior del ambientador, difusor se llena con agua y se añaden unas pocas gotas del aceite o aceites seleccionados.
  • Masajes: Una de las formas más fáciles de usar la Aromaterapia es el masaje. Utilice dos gotas de su aceite esencial favorito en una cucharadita (5 ml) de un aceite portador. Puede hacer la mezcla un par de días antes para que el aceite portador absorba el aroma plenamente.
  • Baño: Puede utilizarse uno de los aceites premezclados, o si lo desea el aceite de su preferencia diluido en aceite portador, como se indicó anteriormente. Esa mezcla se agrega a la bañera.
  • Pies: En un recipiente coloque agua tibia, cinco (5) gotas de aceite y ponga sus pies a remojar por diez minutos.
  • Compresas: calientes o frías de acuerdo a la condición. Añada seis (6) gotas del aceite escogido a un poco de agua, utilice un liencillo o aplique donde requiera.
  • Cabello y cara: algunos aceites son muy buenos para la piel y pueden ser utilizados como lociones faciales antes del baño o como humectantes o lociones corporales. Use 1 gota de aceite esencial en dos cucharaditas de aceite portador. Para el cabello masajee la mezcla sobre el cuero cabelludo, déjela ente 15 y 30 minutos antes del champu. Como acondicionador añada 4 gotas de aceite esencial a un litro de agua. Asegúrese de agitar bien antes de usar para que de disperse el aceite.

ACEITES ESENCIALES PUROS

  • CEDARWOOD (Cedro): Para la concentración y calmar la ansiedad y tensión nerviosa.
  • CHAMOMILE (Manzanilla): Para la relajación, malestar estomacal, dolores musculares, de cabeza e insomnio.
  • CITRONELLA: Da alegría, calma, es repelente de insectos.
  • CLARY SAGE (Salvia Silvestre): Para adaptarse a los cambios de vida, para la convalecencia.
  • CYPRESS (Ciprés): Miedo a lo que piensan los demás. Desintoxicante. Caspa, cabello graso, tensión premenstrual.
  • EUCALYPTUS (Eucalipto): Balancea los estados de ánimo, dolores musculares, afecciones respiratorias.
  • FRANKINCENSE (Incienso): Cicatrizante físico y emocional, agotamiento, indigestión, cistitis, asma.
  • GERANIUM (Geranio): Terror o pánico, tónico para el hígado y riñones, problemas de la piel.
  • GINGER (Jengibre): Falta de confianza en sí mismo, depresión. Ayuda a la memoria.
  • GRAPEFRUIT (Pomelo): Da alegría, optimismo y claridad de pensamientos. Bueno para el perdón, la irritabilidad, la tensión y las frustraciones.
  • JUNIPER (Enebro): Sentimientos de culpa y de desvalorización, ayuda a la función hepática, cistitis.
  • LAVENDER (Lavanda): Relajante, insomnio, pánico, miedo a la oscuridad, dolores de cabeza, mareos.
  • LEMON (Limón): Para las personas resentidas y amargadas, mejora la digestión, limpia el pelo graso, bueno para la gripe. Desintoxicante.Desinfectante.
  • MARJORAM (Mejorana): Para los que no revelan sus emociones, digestión, dolores musculares, insomnio.
  • ORANGE (Naranja): Depresión, insomnio, desesperanza, tristeza, dispepsia, dolores musculares.
  • PATCHOULI (Pachulí): Para el excesivo nerviosismo y la depresión. Afrodisíaco, calmante. Combate el insomnio. Induce la pérdida de apetito.
  • PEPPERMINT (Menta piperita): Miedo, timidez, hipersensibilidad, problemas estomacales, gripes, mal aliento. Energizante.
  • ROSEMARY (Romero): Para la indecisión personas abrumadas por las responsabilidades.
  • ROSEWOOD (Palorosa): Para las personas rígidas de mente, para la líbido, sedante, rejuvenece la piel.
  • SANDALWOOD (Sándalo): Desarrollo de la intuición, para personas posesivas y manipuladoras, inmunodeficiencia, problemas sexuales.
  • TEA TREE (Melaleuca): Exceso de orden y de limpieza, para sentimientos de suciedad o impureza, infecciones urinarias, cistitis, candidiasis, infecciones de garganta, acné.Dermatitis.Antifungicida. Antiparasitario.
  • YLANG YLANG: Angustia, miedo, frustración, taquicardia, tensión alta, problemas sexuales.
  • LAVENDER WATER (Agua de Lavanda): Para refrescar y humidificar la piel de la cara y el cuerpo.
  • AROMAMASK (Máscara): Para refrescar y revitalizar los ojos cansados.

PRECAUCIONES

  • Nunca utilice aceites esenciales puros sin diluir directamente sobre la piel; dilúyalos previamente en aceite portador. Los aceites mezclados pueden ser utilizados del envase.
  • Tenga los frascos cerrados y lejos del alcance de los niños.
  • No ingerir. Estos productos son para uso externo solamente.
  • No aplicar cerca del área de los ojos.
  • No utilizar el mismo aceite durante períodos muy largos.
  • Guardarlos en lugar oscuro y fresco, separados de los medicamentos homeopáticos.
  • Las embarazadas deben consultar al médico antes de su uso.
  • Las personas propensas a irritaciones en la piel deberán hacerse una prueba de tolerancia previamente.
  • Consulte con su médico si sufre de hipertensión arterial o epilepsia o ante cualquier duda.
  • Utilizados correctamente, todos los aceites esenciales son seguros, efectivos y placenteros.

Por María Martrat Profesor titular de Masaje Terapéutico y directora De la ESCUELA VIPASSANA de Barcelona www.vipassana.es

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Estética, Salud y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *