¿Conoces la Aromaterapia Vibracional?

Los aromas de la naturaleza están cargados de energía curativa y equilibrante. Basta con disfrutar del contacto con el campo, la costa o el bosque para sentir un bienestar cautivante. La aromaterapia aprovecha estas propiedades energéticas para sanar holísticamente a todos los seres vivos.

La Aromaterapia Vibracional
Prestar atención a unos simples principios que reflejan nuestro mundo interior y exterior y que vienen de la filosofía yogui nos ayudará a comprender mejor los niveles de consciencia humana. Estos niveles describen un patrón de evolución.

Alinear nuestros chakras en base a estos principios es alinear nuestro sistema nervioso y cultural con la profunda estructura de la naturaleza y nuestro verdadero ser. Este sistema busca regular la energía de cada centro con el poder curativo de cada esencia. El objetivo es reconocer el chakra débil o en desequilibrio y reestablecer mente cuerpo y espíritu con la vibración de los aceites esenciales, y la meditación. Las vibraciones de los aceites esenciales tienen la capacidad de actuar sobre el funcionamiento de nuestros chakras y de nuestros cuerpos sutiles.

Cómo Trabaja la Aromaterapia Vibracional

La Aromaterapia Vibracional trabaja principalmente con los chakras, porque su equilibrio repercute sobre los cuerpos sutiles que les corresponden. Además, la aromaterapia también trabaja a nivel mental-emocional, por lo que también son útiles para solventar dificultades que experimentamos en nuestra vida que a su vez están ligadas a patrones emocionales y mentales que no han tenido tiempo ni espacio para madurar.

El sentido del olfato es la función sensorial que más intensamente está ligada a las
informaciones almacenadas en nuestro subconsciente. De modo que estas sustancias
volátiles actúan sobre un plano profundo y fundamental de nuestro ser.

Como es natural, para la aromaterapia aplicada a los chakras deberás utilizar sólo esencias vegetales puras. Todos los aromas fabricados artificialmente carecen de la fuerza activadora de las plantas, al igual que carecen de la compleja e intrincada variedad de sustancias activas que sólo pueden originarse en la Naturaleza.

Como las esencias son sustancias orgánicas naturales, su efecto está en consonancia con las necesidades del cuerpo y del alma.

Con frecuencia tienen un efecto normalizador, es decir, poseen la tendencia a proporcionar un estado general sano y armónico. Este fenómeno de las vibraciones
puede explicar, entre otras cosas, por qué las sustancias aromáticas también ejercen su efecto a través de la piel.

En la activación de los chakras con aceites esenciales se aplican ambas formas de
transmisión. Se utiliza una esencia diferente para cada chakra. Tras una entrevista en
profundidad al paciente y un test para conocer qué combinación de aceites esenciales es la adecuada, realizamos la mezcla de aceites esenciales y se la entregamos al paciente con las indicaciones necesarias para su administración.

Los cuerpos sutiles

Los cuerpos sutiles son las capas de energía que nos envuelven totalmente, ellos conforman lo que denominamos aura. El cuerpo físico es la herramienta, el vehículo para trabajar los cuerpos emocionales y psíquicos.

De acuerdo con la teoría ayurvédica el hombre no tiene sólo un cuerpo físico sino que
está compuesto por 5 cuerpos o Koshas:

Annamaya Kosha: es el cuerpo físico, el que podemos ver.

Pranamaya Kosha: es el cuerpo energético o pránico

Manamaya Kosha: es la memoria o consciencia de nuestro cuerpo.

Vijnanamaya Kosha: es el cuerpo subconsciente.

Anandamaya Kosha: es el cuerpo cósmico o de consciencia cósmica.

 

Aromaterapia Vibracional para equilibrar los centros energéticos.
Por Susanna N. Puchades, Profesora de Aromaterapia y Aromaterapia Vibracional en la
Escuela Vipassana. www.vipassana.es

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Estética, Salud y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *