¿Son peligrosos los tatuajes?

En verano, con el calor, ponemos al descubierto zonas de nuestro cuerpo que en otras épocas del año permanecen ocultas. Y es cuando nos asombramos de la cantidad de personas, jóvenes y no tanto, que lucen pequeños adornos tatuados en variopintas partes del cuerpo.

Los tatuajes están de moda

tatuajesEl origen de la palabra tatuaje derivaría de la práctica polinésica de crear un dibujo sobre la piel por medio del golpeteo de un hueso contra otro con el consiguiente sonido «tau-tau». En latín, tatuaje significa estigma o marca, asociándose a marginales, incultos y anticristianos.

Consiste en la inserción de un pigmento insoluble dentro o debajo de la piel, mediante inyección directa del pigmento con aguja. El pigmento más usado es el carbón (grafito), además de pigmentos biológicos y extractos de plantas y óxidos minerales (ocre). Actualmente se utilizan alrededor de 50 pigmentos, entre los que se encuentran sales metálicas y colorantes sintéticos.

Hoy en día hacerse un tatuaje está de moda, no tanto por razones anticonformistas sino por motivos estéticos o placer sexual. En Estados Unidos, donde esta práctica está ampliamente generalizada, hasta el 10-13% de los adolescentes de entre 12 y 18 años lleva tatuajes. Desde la década de 1990, los tatuajes se han incrementado notablemente, hasta el punto de que, en nuestro entorno, el 3-8% de la población general es portadora de algún tipo de tatuaje.

Aunque en un principio la realización de un tatuaje no debería representar serio peligro para la salud, es patente la no inocuidad de estas prácticas ya que cada vez hay más publicaciones sobre las complicaciones que origina. Así pues que es importante conocer los efectos secundarios o complicaciones más frecuentes asociados a tatuajes para poder aplicar los cuidados adecuados y prevenirlos informando a los usuarios.

Existen estudios epidemiológicos que definen la asociación entre tatuajes, con infección por virus hepatitis B (VHB), hepatitis C (VHC), VIH y sífilis, además de distintas reacciones alérgicas, queloides… Esto ha adquirido importancia en Salud Pública, ya que en muchos países, quienes poseen tatuajes están inhabilitados para donar sangre.

En este artículo, publicado originalmente en la revista portalesmedicos.com se hace referencia a los distintos efectos secundarios de los tatuajes y a su tratamiento.

TIPOS DE TATUAJES

Aunque la clasificación puede ser compleja, los tatuajes se pueden dividir a grandes rasgos en tres grupos: traumáticos, cosméticos y decorativos.

TRAUMÁTICOS: son aquellos en los que un determinado material se impacta en la dermis de manera involuntaria. Esto ocurre a menudo en las abrasiones de la piel que se producen tras un accidente de bicicleta o moto, accidentes con pólvora, polvo de carbón en mineros…

COSMÉTICOS: o micropigmentaciones, se emplean como maquillaje permanente para delinear ojos, labios o cejas, y en las reconstrucciones mamarias para el diseño del complejo areola-pezón. También se han utilizado de forma terapéutica para corregir varias dermatosis cosméticamente desfigurantes como el vitíligo, la alopecia areata o ciertas malformaciones vasculares, entre otras.

DECORATIVOS: son aquellos que pretenden otorgar al individuo un cierto rasgo distintivo por determinadas creencias culturales, religiosas o sociales. Los tatuajes decorativos pueden ser realizados por profesionales o por personal amateur. Pueden ser permanentes o temporales.

  • Permanentes: requieren la inyección intradérmica del pigmento. Son ejecutados tanto por artistas tatuadores profesionales como por personal amateur. La composición de los pigmentos que utilizan los tatuadores profesionales son sales inorgánicas de metales o pigmentos vegetales orgánicos muy variados.
  • Temporales: no requieren la inyección intradérmica del pigmento, sino que éste se aplica superficialmente tiñendo tan solo el estrato córneo. Estos tatuajes temporales se realizan habitualmente con henna, un pigmento natural obtenido de la planta Lawsonia inermis que deja la piel teñida de un color marrón rojizo y que se elimina al cabo de dos o tres semanas por el proceso fisiológico de renovación cutánea.

EFECTOS SECUNDARIOS O COMPLICACIONES A TATUAJES PERMANENTES

Aunque en un principio la realización de un tatuaje no debería representar serios peligros para la salud, no deja de ser una agresión para el organismo, con potenciales efectos secundarios derivados de la interrupción de la barrera de la piel. Así pues, vamos a referirnos a los efectos secundarios o complicaciones más frecuentes asociados a estas prácticas.

REACCIONES INFECCIOSAS

El 10-20% de los tatuajes provocan infecciones bacterianas en el lugar donde se colocan. Se produce como resultado de la punción repetida para inyectar el pigmento en la dermis. Son debidas generalmente a la técnica y las condiciones higiénicas en las que se realiza el tatuaje o a unos deficientes cuidados posteriores.

A veces es debido a las escasas condiciones de esterilidad del pigmento suministrado, encontrándose envases de pigmento contaminados.

REACCIONES INFLAMATORIAS

Dermatitis de contacto.

Los tatuajes son una causa exógena relativamente frecuente de dermatitis de contacto que puede ser irritativa o alérgica. En el caso de los tatuajes, la hipersensibilidad puede aparecer desde semanas a años después de la realización del tatuaje, y la reacción circunscribirse a uno solo de los colores utilizados. En determinadas áreas del maquillaje permanente o del tatuaje se produce una reacción inflamatoria, por lo que la zona queda en relieve y eritematosa. Si la inflamación es muy intensa, puede producirse tejido cicatricial y la decoloración del tatuado.

Cicatriz hipertrófica o queloide 

Son cicatrizaciones excesivas debido a la inflamación que se desencadena. En el caso de los tatuajes, la localización de los mismos y la predisposición del huésped son los factores más importantes que deben tenerse en cuenta. El tratamiento como siempre, es poco efectivo en estos casos. Se puede conseguir el aplanamiento de la lesión con la infiltración intralesional de corticoides, presoterapia o la utilización del láser.

Estas son en resumen algunas de las compliaciones que pueden derivarse de una mala práxis en el tatuaje. Si el tema te interesa y deseas acceder al informe completo, pincha aquí

Fuente:http://www.revista-portalesmedicos.com/

 

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Estética, Maquillaje y Uñas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *