Trucos para proteger el cabello contra el frío

Todo llega y según aseguran los meteorólogos el frío llega ya! Conviene protegerse, en especial la piel y el cabello que son los que más directamente padecen sus efectos.

En verano tenemos en cuenta su mantenimiento, sin embargo, cuando llega la época invernal solemos descuidar su protección. Los cambios drásticos de temperatura creados por la humedad y el frío dañan día a día el cabello y provocan un incómodo efecto frizz, mientras que el calor y la sequedad de la calefacción lo resacan haciendo que sea más propenso a la rotura.

Los expertos de ReGenesis recomiendan:

Cinco trucos para proteger el cabello contra el frío

1. Usar un humidificador en casa

El humificador impide que el ambiente se vuelva seco debido a las altas temperaturas de la calefacción. Para ello, es recomendable tener en casa un humidificador para aumentar la humedad en el aire . De ese modo, mantendremos la hidratación durante más tiempo y castigaremos menos el cabello con los cambios bruscos de temperatura.

2. Aclarar el cabello con agua mineral del tiempo

Aclarar el cabello con agua mineral después de aplicar el champú es muy beneficioso a la hora de limpiar los restos de agua dura y ayudar a mantener el equilibrio del PH de tu cuero cabelludo.

3. Cambiar de estilo

El invierno puede ser la época del año perfecta para cambiar el look y un beneficiar así el   cabello. Conviene darle un descanso, evitando  la plancha y sécandolo con un difusor a una temperatura . Además, cubrirlo con un gorro o sombrero lo protegerá del aire frío.

4. Comer verduras verdes y frutas

Las frutas y las verduras de color verde como el brócoli y las espinacas ayudan a fortalecer el cabello por su alto contenido en vitaminas C y E y zinc. Y es que comer sano proporciona beneficios por dentro que tienen su reflejo por fuera. La ingesta de kiwi, lima, uvas verdes, pimiento verde, y brócoli estimulan la microcirculación capilar, favoreciendo la oxigenación de la fibra capilar fortaleciendo el cabello y protegiéndolo de los agentes externos como el frío, gracias a su alto contenido en vitamina C.

5. Llevar en el bolso aceite de coco

El aceite de coco no sólo puede tomarse, también es un maravillo cosmético natural que hidrata y protege la piel y el cabello. Tiene un efecto reparador y revitalizante, ya que lo protege y lo nutre en profundidad. Conviene llevarlo  en el bolso a cualquier parte, ya que tan solo aplicando un par de gotas en las manos y repartiéndolo por las puntas evitaremos el incómodo efecto frizz que produce la humedad y el aire frío.

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Peluquería y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *