La cosmética waterless es tendencia

Un cosmético waterless es aquel que no incluye agua en su composición. Estos productos se benefician de los activos o extractos liposolubles, que son los que se disuelven en una base grasa.

Las fórmulas anhidras (sin agua en su composición, como algunas cremas y serums, los aceites o el maquillaje en polvo) suelen ser más concentradas y necesitan menos conservantes puesto que el agua es el ‘caldo de cultivo’ de bacterias y hongos. Además, generan un impacto positivo en el medioambiente ya que requieren envases más pequeños, duran más y ¡son tendencia!

Eva Raya, cosmetóloga y co-creadora de la firma natural Premium Alice in Beautyland nos amplía la información sobre este tipo de cosmética.

Los productos waterless no son una novedad en el concepto, existen desde que se le ha dado uso cosmético a aceites, mantecas o jabones sólidos, pero cada día aparecen nuevas propuestas o se les atribuyen nuevas bondades.

Pueden usarse directamente en la piel, como algunos serums, aceites o productos en polvo,  o pueden necesitar de agua para completar una función de metamorfosis, dando lugar a un producto en 2 fases a través de una emulsión. Un ejemplo novedoso de este último caso son los “gel to milk”.

 

¿Entonces, el agua por qué  el agua  en los productos?

El agua en los productos cosméticos está por una buena razón, y es que, al igual que hay activos liposolubles, también los hay hidrosolubles, los que se diluyen en una base acuosa. Y nada mejor que el agua purificada para este cometido. Existen activos tan potentes que es necesario diluirlos para poder utilizarlos de forma segura o evitar la saturación en la piel desencadenando un efecto contrario, y los porcentajes de agua suelen estar muy estudiados para conseguir el mejor resultado o el efecto más poderoso en cada caso.

Otro modo de formular con base acuosa pero sin agua es sustituyendo el agua por compuestos como los hidrolatos. Los hidrolatos son aguas florales puras resultantes de un proceso de destilación de las propias flores por vapor,  con propiedades antisépticas, tonificantes y purificantes.

Por lo general, los productos sin agua como cremas anhidras, aceites, mantecas y serums están pensados para utilizarlos diariamente en proporciones pequeñas o en cantidades más grandes de forma puntual. Pero para mantener el manto hidrolipídico de la piel sano, necesitamos también de productos con base acuosa, ya sea con agua o un sustituto de la misma.

En cuanto a la tendencia y su solidez, hay productos con agua y sin agua maravillosos. Como siempre se trata del equilibrio, de alternar productos y sobretodo de “escuchar” a la piel, que habla por sí misma.

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Cosmética, Novedades y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *