Preparando los pies para el verano

Después de llevar todo el invierno ocultos, nuestros pies necesitan una pequeña puesta a punto para que estén perfectos de cara a la primavera y el verano.

Con frecuencia no tenemos en cuenta que los pies son una parte importante de nuestro cuerpo , son los grandes olvidados. Además, en verano sufren especialmente por el calor y las rozaduras, así que es necesario mimarlos y cuidarlos.

Para tener los pies perfectos, sobretodo en la temporada de las sandalias, es fundamental la pedicura.

¿ Qué es la pedicura?

Es el cuidado fundamental para nuestros pies.  Conviene hacerla como mínimo una vez al mes, sea invierno, primavera o verano.

¿Cómo hacerla?

El mejor consejo es acudir, especialmente al comienzo de la primavera a un buen profesional de la pedicura para obtener un resultado perfecto. No obstante, si se hace en casa, conviene seguir los siguientes pasos:

  • Introducir los pies en agua templada a la que se ha añadido un poco de jabón y aceite de Noni y Rosa mosqueta. Permanecer en remojo unos 15 minutos, y después secar los pies con cuidado. No  olvidar  la planta y los talones.
  • Cortar  las uñas en línea recta y en cuadrado. No cortar demasiado los extremos, ya que al crecer pueden clavarse en la piel del dedo, que es muy delicada. Si es necesario usar una lima, que sea de cartón, las de metal son demasiado duras.
  • Retirar las cutículas hacia atrás con un palito de naranjo,  no  cortearlas, o crecerán más.
  • Si se desea pintar  las uñas, no olvidar  aplicar una capa de esmalte incoloro  como base. De esta forma  será más fácil retirarlo al cabo de unos días y no amarilleará la uña.

Otros cuidados para los pies:

En el caso de tener tendencia a   que se  hinchen los pies por el calor, es importante todas las noches dar un masaje de abajo a arriba  con movimientos circulares, e intentar mantener los pies en alto durante la noche, colocando una almohada bajo el colchón.

Para evitar una sudoración excesiva, tan incómoda en verano, se aconseja introducir los pies en un recipiente con agua tibia con sal y unas gotas de la aceite esencial de aloe vera.

En el caso de tener la piel muy seca, aplícar un masaje con una crema hidratante y dormir toda la noche con calcetines sin retirar el producto.

Si se tienen heriditas ó rozaduras, una porción de pomada de tepezcohuite, hará que cicatrizen sin dejar señales.

Para prevenir los talones resecos y agrietados, masajear los pies bajo la ducha con un exfoliante corporal de abedul , insistiendo en talones, planta, entre los dedos y por cualquier parte de la planta  con dureza.   Después de la exfoliación y con los pies bien secos, aplicar un  bálsamo para los pies.

Al tomar el sol no olvidar aplicar el bronceador también en toda la superficie del pie, plantas incluidas. Muchas veces se queman porque nos olvidamos de que los pies están tan expuestos como el resto de nuestro cuerpo.

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Maquillaje y Uñas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *