CÓMO MANTENER EL PESO Y NO ENGORDAR

Mantener el peso, es decir no engordar, es un objetivo que nos imponemos muchas mujeres a diario y para ello solemos pasarnos el día contando las calorías que ingerimos a través de los alimentos.

calorias

Para mantener el peso el contar calorías que consumimos a diario no es una solución, al menos no es la única.  Si  nuestro objetivo es mantener el peso, es imprescindible mantener a cero nuestro balance energético.  Esto quiere decir que se deben ingerir las mismas calorías que se consumen.

Lo primero que hay que tener claro a la hora de calcular el número de calorías que se necesitan al día es el metabolismo basal, es decir, las calorías que el  cuerpo necesita para realizar funciones tales como respirar, digerir los alimentos, dormir, hacer circular la sangre…

Este metabolismo basal suele suponer en torno al 60/70% del gasto calórico diario y, aunque no hay una fórmula exacta para calcularlo (ya que no tenemos en cuenta variables determinantes como la edad), puedes hacerte una idea con esta fórmula:

– Mujeres: Peso corporal (en kg.) x 0,9 x 24

– Hombres: Peso corporal (en kg.) x 24

Por otro lado debemos tener en cuenta el gasto energético, es decir, las calorías que quemamos con nuestra actividad diaria y que dependerá de si somos una persona activa que practica deporte a diario o no.

En función de tu estilo de vida, debes realizar este cálculo:

– Persona sedentaria (no practica ejercicio): Metabolismo Basal (MB) x 1,2

– Persona poco activa (de 1 a 3 días de ejercicio a la semana): MB x 1,375

– Persona moderadamente activa (de 3 a 5 días de ejercicio por semana): MB x 1,55

– Persona muy activa (de 6 a 7 días de ejercicio a la semana): MB x 1,725

– Persona hiperactiva (2 horas al día de ejercicios intenso o más): MB x 1,9

Te ponemos un ejemplo.

Imagínate que  quieres calcular  las calorías de debes de ingerir diariamente, que tu peso es  aprox.  60 kilos y practicas ejercicio 2 días a la semana. El cálculo sería el siguiente:

60 x 0,9 x 24 = 1.296

1.296 x 1,375 = 1.782 calorías /día.

Si lo que se quieres es perder peso…

El  balance calórico debería ser negativo y, para ello, hdeberías reducir el número de calorías que  ingieras  al día o aumentar el  gasto calórico. Y ambas cosas deben hacerse de manera progresiva.

Si la opción escogida es disminuir el número de calorías, conviene hacerlo en 100 calorías cada semana,  hasta llegar a  un máximo de 500 calorías semanales. De lo contrario, si la reducción de calorías se hace de forma brusca, perderás peso rápidamente pero también masa muscular y tu  piel difícilmente podría adaptarse a ello, provocando el  descuelgue en diversas zonas del cuerpo. Por otra parte te expones al temido «rebote», es decir incrementar el peso hasta alcanzar más quilos de los que partiste.

Si quieres adelgazar, créeme, hazlo lentamente.

Fuente:www.cosmohispano.com

 

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Nutrición, Salud y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *