MAISON KARITÉ CON LAS MUJERES DE GHANA

La manteca de karité representa una percha para el cambio y la mejora de las condiciones de vida de las mujeres en África Occidental. Su elaboración es una palanca para la reducción de la pobreza en las zonas productoras y para el empoderamiento de las mujeres.

Foto de familia de las mujeres que participan en el proyecto

Ellas  reciben una retribución justa por un trabajo bien hecho. Y es que en la llamada “franja del karité”, las mujeres son el motor de la economía y el sustento de miles de familias.
Consciente del valor de este ecosistema productivo, Maison Karité lleva años
fomentándolo y visibilizándolo. Por este motivo, la empresa barcelonesa (miembro del
Global Shea Alliance o Asociación Global del Karité) elabora sus productos con
manteca salvaje procedente de cooperativas de mujeres del norte de Ghana, con
quienes trabaja en estrecha colaboración.

El resultado es una manteca de karité salvaje 100% pura (sin refinar y sin ningún tipo de aditivo), elaborada a mano y con certificación ecológica. Un verdadero tesoro de la naturaleza y un exponente de la cosmética natural, ética y sostenible.

La elaboración de la manteca comienza con la extracción de las nueces de este árbol
considerado como sagrado. Una tarea reservada para las mujeres que, únicamente,
pueden coger las que se encuentran en el suelo. La recogida y el transporte resultan
muy fatigosos. Con el fin de aliviar esta carga, Maison Karité ha donado un vehículo (un
triciclo motorizado con espacio de carga comúnmente llamado “MotorKing”) a la
cooperativa de mujeres recolectoras de Murugu, en el parque nacional de Mole
(región norte de Ghana). Se trata de un pequeño grupo de 105 mujeres que recogen
nueces de Karité en las zonas delimitadas como ecológicas pero su labor va mucho más
allá, pues mantienen saneadas las zonas de recolección y su presencia disuade a los
cazadores furtivos de elefantes.

Según explica Dari Fatima, secretaria de la Cooperativa de Mujeres Recolectoras de
Karité Orgánico de Murugu: “Tenemos que andar bastante para llegar a los árboles y
luego transportar las nueces sobre la cabeza. Con este triciclo motorizado aligeramos
mucho el trabajo, pues no tenemos que andar ni cargar. Podemos llegar antes a casa
para cuidar de nuestras familias”.

Por su parte James Bani, Secretario del Comité de Gestión de Recursos de la
Comunidad de Murugu: “Queremos dar las gracias a Maison Karité porque con este
vehículo las mujeres pueden recoger más nueces y, además, hacerlo de forma más
sencilla. Esto tendrá un impacto muy positivo en la capacidad económica de la
cooperativa y en sus familias”.

Carmen Navarro, Directora de Maison Karité nos explica que “Escogimos hermanarnos con este pequeño grupo porque, por su lejanía y tamaño, estaba fuera del circuito de ayudas para las que se necesita cierta capacidad de gestión burocrática. Su trabajo es durísimo por la temperatura, la posición, las picaduras de serpientes y escorpiones. Escuchamos sus peticiones y nos pareció un proyecto sostenible del que todos nos beneficiábamos. Nos sentimos muy felices y nuestra intención es continuar
acompañándolas y creciendo juntas.”

Las nueces extraídas por las mujeres de Murugu son el inicio de un proceso artesanal
que concluye en Barcelona con el envasado de la manteca salvaje en múltiples
formatos, desde 10 ml hasta 5 litros. Y es que Maison Karité dispone de la mayor
variedad de tamaños del mercado.

Probablemente sea el cosmético más antiguo, universal y versátil. Contiene gran
cantidad de fitoesteroles, vitaminas, grasas insaturadas, insaponificables, alantoína y
karitene que le confieren propiedades hidratantes, antioxidantes, protectoras, anti-
inflamatorias, regenerantes, anti-envejecimiento, cicatrizantes tanto de la piel de la
cara y el cuerpo como el cabello y uñas. Sirve para toda la familia y para todas las
épocas del año. Está especialmente indicada para pieles sensibles, irritadas y atópicas.
Para ser mínimamente intrusivos con los envases y dentro de una estrategia
ZEROWASTE sin plásticos, se presentan en latas metálicas (infinitamente reciclables) o
en recambios de biopolímero de maíz.

Los productos de Maison Karité pueden adquirirse en perfumerías orgánicas,
supermercados ecológicos, herboristerías, farmacias especializadas en productos
naturales, centros de estética y terapias naturales o a través de la web:
https://www.maisonkarite.com

 

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Estética, Salud y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *