Consejos para tomar el sol de forma segura

Parece que el calor por fin ha llegado y con ello el aumento de la exposición al sol. Estar moreno sigue siendo una meta a conseguir. No obstante,  recuerda a tus clientes que deben de tomar el sol con seguridad a fin de reducir su riesgo de padecer cáncer de piel.

 

protección solarSegún  la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology, AAD) la forma ideal de estar durante un tiempo prolongado al aire libre sería llevar una camiseta de manga larga, pantalones largos, un sombrero de ala ancha y gafas de sol.

No creo que sea necesario taparnos por completo para disfrutar del sol en verano, aunque lo que sí debemos hacer es proteger nuestra piel con un buen protector solar de amplio espectro resistente al agua, con un factor de protección solar (FPS) de 30 o superior. Un protector solar que nos proteja de los rayos ultravioleta.

Es necesario además que nos apliquemos el protector solar cada dos horas, incluso en los días nublados, y después de nadar o sudar.

Por otra parte no olvides que las horas centrales día son las que más peligro encierran, por lo que es recomendable mantenerse a la sombra entre las 10 e las mañana  y las 2 de la tarde, cuando los rayos solares son más fuertes.

En caso de sufrir una quemadura solar, conviene ducharse con agua fría para aliviar el dolor. Después de salir de la bañera o de la ducha, es aconsejable secarse con suavidad, pero dejando algo de agua sobre la piel. Luego, aplicar una hidratante para ayudar a que la piel se mantenga húmeda. A ser posible, usar un hidratante que contenga áloe vera o soja.

Si, pese a estas recomendaciones, se produce una quemadura solar particularmente molesta, se puede aplicar una crema de hidrocortisona. Nunca utilizar productos cuyos nombres terminen en “-caína” (como la benzocaína), porque pueden irritar la piel o causar una reacción alérgica.

La aspirina o el ibuprofeno pueden ayudar a reducir la hinchazón, el enrojecimiento y la molestia producida por una quemadura solar. También es una buena idea beber bastante agua. Si  salen ampollas a raiz de una quemadura, conviene no romperlas. Ayudan a curar la piel y a prevenir la infección.

Además, hay que mantenerse alejado del sol mientras la piel se esté curando.

Como profesional de la estética debes de aconsejar a tus clientes  seguir estas recomendaciones y estar atenta por si ves en su piel alguna mancha “sospechosa”.

Para distinguirla, te recomiendo la lectura de mi artículo sobre cómo distinguir un lunar de una mancha cancerígena publicado anteriormente en este blog.

Y ahora, sin más, a disfrutar del verano!

FUENTE: American Academy of Dermatology
Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *