10 TIPS PARA UNA MANICURA DE CINE

Conseguir una manicura perfecta, digna de las estrellas de cine o es fácil, pero tampoco imposible. Basta con seguir estos 10 consejos.

1. Desmaquilla las uñas de cualquier resto de esmaltado anterior, usando el producto adecuado.  Si el esmalte anterior  es tradicional, hay que retíralo con un quitaesmalte sin acetona (compuesto que deshidrata y reseca tanto la uña como la piel de la cutícula), a ser posible con propiedades hidratantes o nutritivas.

Para mayor eficacia, “pellizca” la uña para retirar el esmalte: apoya el algodón o la celulosa impregnada de quitaesmalte sobre toda la uña durante unos segundos, y realizando un “pellizco” retira el esmalte del centro hacia arriba y luego siguiendo el contorno de la uña; sin dejar de ejercer una ligera presión sobre la uña, retira el resto del esmalte, desde el centro, hacia el borde libre.

2. Exfolia las manos 1 vez por semana, insistiendo en las zonas de mayor rugosidad e hidratando su piel  tan a menudo como se pueda. La piel de la cutícula también debe ser hidratada y nutrida, para mantenerse elástica y evitar padrastros.

3. No cortes las cutículas ni la piel alrededor de la uña. Evita usar la tijera y emplea en su lugar un producto ablandador de cutícula, que te ayudará a empujarla con un palito de naranjo y a retirarla de la uña. Si ves que se  han levantado pieles o padrastros, córtalos, con cuidado de no arrancarlos, con un alicate para pieles, haciendo un corte limpio sin arrancar la piel.

4. En el caso de que la piel del lateral de la uña esté muy engrosada y dura, aplica un poco de aceite para cutículas y lima suavemente con una lima cuadrada , creada especialmente para este uso. Haciendo esto retirarás el exceso de piel reseca sin por ello generar padrastros.

5. No  cortes nunca las uñas y usa siempre la lima más adecuada para ellas. A mayor fragilidad , usa una lima de grano más fino (entre 280 y 360). Unas uñas sanas podrán limarse con un grano de 150 a 180.. Las limas más abrasivas (por debajo de 120), se reservarán únicamente para uñas artificiales.

6. Lima siempre las uñas bien secas (húmedas son más frágiles) y en la misma dirección, ya que el movimiento de vaivén de la lima hará que se desprendan las hojas que forman la uña y que ésta se abra a capas.

7. Antes de maquillar la uña, desengrásala bien  con un limpiador específico: este gesto tan sencillo puede prolongar tu esmaltado unos días más.

8. Aplica siempre una base protectora antes del esmalte, para proteger la uña y evitar su amarilleamiento, debido al uso de la laca. Emplea siempre la base más indicada para el tipo de uña.  Si son   frágiles, puedes usar una base endurecedora y no olvides acabar el esmaltado con una capa de topcoat o brillo: prolongarás la vida de tu manicura y realzarás su brillo y color.

9. Sella bien cada capa de producto (base, esmalte y topcoat/brillo) en el borde libre (el filo) de la uña: así evitarás que el esmalte se desprenda con demasiada facilidad.

10. No olvides dejar secar cada capa al menos 1 minuto (mejor capas finas, secarán más rápido y correrás menos riesgo de que se estropee el esmaltado de unas uñas recién pintadas). Y si tienes prisa, usa un spray secante. Con este gesto, acelerarás el tiempo de secado, aportando además nutrición a la cutícula y fortaleciendo las uñas.

Asesoramiento https://masglo.eu/es/

 

 

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Maquillaje y Uñas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *