EL PROTAGONISMO DEL JABÓN

Nunca hubiéramos pensado que el jabón iba a ocupar un lugar tan relevante en nuestra higiene diaria. Lavarse la manos con jabón se ha convertido en un hábito indespensable , que puede llegar a salvar nuestra vida.

Cuando la higiene se hace más imprescindible que nunca, llega a España una firma de jabones  ZADOR. Nuevos jabones a base de agua termal húngara, ingredientes nutritivos como la manteca de karité y aromas embriagadores.

Todo tiene su historia y siempre es única, incluso la que hay detrás de la producción de cada uno de estos jabones. Trasladándonos a la ciudad-balneario de Hévíz, son sus curativas aguas las que precisamente poseen millones de historias y relatos. Relatos y beneficios, de hecho.

Son éstas la base de todos los jabones de ZADOR, la firma que aterriza en España para aportar a las manos higiene, nutrición y un viaje extremadamente sensorial. Cada barra de jabón se completa con manteca de karité que aporta vitamina E y nutrientes, al igual que aceites esenciales e ingredientes florales, amaderados, dulces, especiados o místicos, para completar fórmulas para todos los gustos, tratando la salud de la piel desde algo tan básico como es su higiene, especialmente necesaria en estos días.

Un proceso de fabricación a caballo entre el pasado y el presente

Un completa colección de Fine Bars confeccionadas con ingredientes naturales y de primera calidad con el objetivo de mimar la piel y aportar el poder curativo mineral de las aguas termales de Hungría.

Doce jabones abren las puertas a ZADOR, firma que trabaja en base a tres valores fundamentales: tradición, naturalidad y modernidad, combinando las técnicas de siempre con los procesos más contemporáneos para dar con un producto que guarda los principios de la cosmética tradicional en fusión con la alta calidad de las técnicas de hoy en día.

Se toman como base los procesos de fabricación franceses, que se remontan al siglo XVIII, y cuya clave está en los numerosos procesos de prensado de cada pastilla de jabón hasta conseguir su forma final, lo que los convierte no solo en algo bello a la vista, sino también tremendamente sólido y duradero.

Principales ingredientes:

Además de gratos aromas, ¿Qué tienen en común todos los jabones de ZADOR? Agua termal y manteca de karité orgánica. Hungría es famosa por sus aguas termales que provienen de su privilegiada localización geográfica y que les hace contener una mayor concentración de minerales beneficiosos para la piel. El agua de los jabones de ZADOR sale a la superficie desde 1.000 metros de profundidad y posee grandes concentraciones de sodio, hierro, calcio , magnesio, potasio, flúor, sulfuro o carbono, entre otros, cuyas propiedades curativas le han dado popularidad desde la antigüedad. Concretamente, es agua termal del lago Hévíz, considerado Patrimonio Histórico y de cuyo agua destacan los niveles de calcio, magnesio y sulfuro, que raramente se encuentra de forma natural en estos niveles. Estas aguas se complementan con manteca de karité orgánica para aportar la parte más nutritiva, rica en ácidos oleico y palmítico, vitamina E y otros ácidos grasos esenciales, beta caroteno, alantoína, agentes antiinflamatorios… En definitiva, fórmulas que aportan lo mejor de la naturaleza de forma unificada para cuidar la piel en profundidad.

ZADOR es una marca de origen húngaro, distribuida en exclusiva en España por PURE SKINCARE COSMECÉUTICA.

 

 

 

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Nutrición, Salud y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *