¿TE CONSIDERAS ADICTA AL MÓVIL?

Según un reciente estudio de Rastreator sobre el comportamiento de los españoles frente al teléfono móvil,  cerca del 25% de la población de entre 18 y 65 años se considera adicta al móvil.

Más de 17 millones de españoles reconocen que lo primero y lo último que hacen cada día es mirar su teléfono móvil, es decir, el 60% de la población entre 18 y 65 años

Este estudio desvela que los españoles usan cada vez más el smartphone, una media de 4 horas y 10 minutos al día, una hora más que hace dos años, y el 22% asegura estar pegado a su teléfono durante más de 5 horas al día. Además, seis de cada 10 reconocen que lo primero y lo último que hacen cada día es mirar su teléfono móvil -una cifra 10 puntos por encima de la registrada hace dos años-, y un 10,8% reconoce que no podría estar ni una hora sin mirar su dispositivo.

Esto tiene consecuencias para nuestra salud física y psicológica, de los que muchas veces no somos conscientes, y afecta además a nuestras relaciones personales.

¿Tengo adicción al móvil?

Alba Valle, psicóloga e instructora de mindfulness señala los síntomas que nos pueden ayudar a evaluar el uso que hacemos del móvil y detectar si tenemos una alta dependencia del dispositivo y probablemente una adicción:

  • Alguna vez te has dado cuenta que de usas el móvil más de lo que crees que deberías.
  • El uso del teléfono interfiere en gran medida en tu calidad de vida, has intentado reducirlo por tu cuenta y no has sido capaz de llevarlo a la práctica.
  • Has pasado días en los que te has visto ‘dando al dedo’ sin hacer nada realmente y por dentro sintiéndote mal, porque además ni lo estabas disfrutando.
  • Alguna persona te ha mirado ya insinuándote que dejes el móvil y le prestes atención. Quizá tu hijo, quizá tu pareja.
  • Cuando hay un espacio de tiempo libre donde no hay nada que hacer, corres a comprobar en el móvil a ver si hay algo y a buscar un entretenimiento, porque no saber qué hacer te agobia.
  • Te has pillado varias veces desbloqueando el móvil para nada, o cogiendo el móvil y entrando en el correo, en Whatsap o en redes sociales, aunque sabes que no hay nada nuevo, que no hay notificaciones, pero sigues haciendo ‘click’ aún sabiéndolo.
  • Empiezas a sentirte raro, con vergüenza o inseguro en conversaciones cara a cara en persona o en llamadas telefónicas.
  • Apagar el móvil por la tarde, por ejemplo alrededor de las 18 horas, y no volver a mirarlo hasta el día siguiente supone un problema para ti. Igual que salir a la calle sin móvil. O pasar un día entero de fin de semana haciendo cualquier cosa que no tenga que ver con pantallas e internet.
  • Te cuesta mantener la atención al ver una película o leer un libro, porque requiere de atención sostenida y estás acostumbrado a ir con la atención ‘a golpe de pantalla’.

Si la respuesta a estas preguntas es en su mayoría afirmativa, créeme, estás en peligro de adicción.

Para las personas que deciden tomar medidas, pero ven la supresión de los hábitos relacionados con el uso del móvil como un reto difícil de superar, la Alba Valle aconseja “ir introduciendo pequeñas acciones en la vida cotidiana para sanear el uso del móvil”.A tal fin  ha creado el programa Detox Digital basándose en la práctica del mindfulness. Su propuesta incluye treinta pequeños retos diarios enfocados a experimentar cambios como la recuperación de tiempo libre, un mejor descanso, reducción del estrés y aumento del bienestar en el día a día.

 

 

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Salud y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *