CÓMO RECUPERAR LA PIEL DE LA LUZ AZUL

La luz azul que irradian las pantallas del ordenador, la televisión y el móvil, frente a los que pasamos cada vez más horas, tiene efectos dañinos para la salud de nuestra piel. Por eso son cada vez más las marcas cosméticas que presentan nuevas fórmulas de protección frente al fotoenvejecimiento que provocan las pantallas en la superficie del rostro.

Los emails de trabajo, las comunicaciones por Whatsap con amigos, las redes sociales, las videoconferencias con familiares que por la pandemia no podemos visitar… en la era digital vivimos continuamente ‘conectados’ y a veces es difícil retirar la mirada de la pantalla, aunque queramos hacerlo. Esto tiene un efecto acumulativo que se acaba reflejando en el aspecto del rostro.

Las ojeras, arrugas y líneas de expresión más marcadas, así como las manchas y la sequedad en la piel, son los signos más frecuentes de la sobreexposición a las pantallas. “Cada vez son más los pacientes que requieren tratamientos para contrarrestar estos efectos porque son conscientes de ellos. Lo estamos viendo desde que terminó el primer confinamiento, en junio”, reconoce Alicia Flores, experta en  cosmética, dermatología y estética, y cofundadora de Clínicas Láser Fusión.

Las casas de cosmética han apostado ya por nuevos productos dirigidos a contrarrestar específicamente la erosión provocada por la luz azul. Actúan de la misma forma que los protectores solares que utilizamos frente a los rayos ultravioleta e infrarrojos  (UVA, UVB e IR) cuando salimos al exterior, y además “ejercen la función de escudo protector frente a la radiación HEV (luz azul)”, puntualiza Flores.

Todavía puede resultar chocante aplicar una crema protectora en la cara antes de ponerse a trabajar frente a la pantalla del ordenador, sin embargo, la dermatóloga incide en que “esta es la manera de prevenir la aparición de manchas, sobre todo en la zona de los pómulos y la barbilla, así como un envejecimiento prematuro de la piel”.

Además de los productos básicos como cremas, sérum y geles de protección, que actúan específicamente contra la radiación HEV, hoy en día existen alternativas en el mercado como mascarillas, productos limpiadores y con color, antiarrugas y hasta potenciadores del bronceado que cumplen esta misma función. También encontramos diferentes propuestas que incluyen propiedades antipolución.

Reparar los daños de la luz azul en el rostro

Aunque las etapas de confinamiento y distanciamiento social están haciendo mella en el aspecto del rostro al obligarnos a hacer un uso más frecuente de los dispositivos tecnológicos, conseguir un cutis más firme y radiante ya no es un problema en la nueva realidad digital. “Podemos actuar para revertir estos efectos gracias a las posibilidades que nos ofrecen los tratamientos y la medicina estética disponibles en el mercado”, apunta Mónica Flores, también especialista en dermatología y cosmética, y cofundadora de Clínicas Láser Fusión. Estos son los que recomienda la experta y los más demandados en sus centros:

Bellaction facial

Las ojeras, ‘bolsas’ y arrugas que se han acentuado por penetración de la radiación en la piel se reducen drásticamente al aplicar este sistema de tratamiento fisioactivo con vibración, crioterapia y carboxiterapia. “Conseguimos un ‘efecto bótox’ y un rejuvenecimiento facial al tonificar los tejidos blandos y mejorar el contorno de ojos”, explica Mónica Flores.

LPG Endermologie

A diferencia de la mayoría de técnicas disponibles en el mercado, esta es una alternativa 100% natural, destaca Flores. “Estimula la actividad celular dormida en el corazón de nuestra piel para luchar contra las manifestaciones antiestéticas más comunes, como son las arrugas y la piel flácida, de forma natural y sin dolor”.

Al actuar como “un auténtico fitness” para la piel, las válvulas motorizadas del sistema “despiertan” la síntesis natural de las sustancias esenciales para mantener la juventud en el rostro. Esta estimulación celular permite a los fibroblastos o ‘células de la juventud’ reactivar la producción de tres sustancias naturalmente presentes en la piel como son el colágeno, responsable de proporcionar firmeza, la elastina, que aporta flexibilidad, y el ácido hialurónico, favorecedor del volumen y la hidratación.

Indiba facial

Con la Radiofrecuencia de Indiba se produce un aumento de la temperatura local en los tejidos mediante el paso de ondas de radiofrecuencia (diatermia), aumentando el flujo sanguíneo e induciendo una serie de efectos biológicos beneficiosos. Gracias a esta bioestimulación se obtiene una retracción de la piel, mejorando así el óvalo facial y disminuyendo la laxitud de los tejidos.

Presoterapia ocular

Es un sistema definitivo para el contorno de ojos que “da una nueva vida a la mirada”, asegura la experta. Este tratamiento antienvejecimiento y específico para el contorno de ojos se centra en combatir y corregir imperfecciones como las bolsas, las ojeras muy marcadas y la pérdida de elasticidad en los párpados.

 Mesoterapia

Su finalidad es  introducir en la piel los principios activos de diferentes tratamientos utilizando la radiofrecuencia. Mediante el calor que provoca la radiofrecuencia “se consigue una mejor penetración del tratamiento para combatir la flaccidez, atenuar las arrugas y marcas de expresión y dar luminosidad al rostro”, concreta Mónica Flores.

 

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Cosmética, Estética, Salud y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *