LA VITAMINA C EN LA COSMÉTICA

Según han demostrado numerosos estudios clínicos, la aplicación tópica de Vitamina C incide positivamente en los marcadores de juventud de la piel. Aporta luminosidad, combate el daño de los radicales libres, gracias a su poder antioxidante, y ayuda a construir colágeno. 

“En cosmética encontramos la vitamina C o ácido ascórbico en forma de sus derivados más estables entre los ingredientes con las palabras “ascorbyl”, “ascorbat” o “ascorbate”. Si, además, el producto en cuestión contiene vitamina E, conseguimos multiplicar los beneficios”, asegura Eva Raya, cosmetóloga y co-fundadora de Alice in Beautyland.

Derivados de la vitamina C: no fotosensibles ni fotosensibilizantes

La obligación de tomar el zumo recién exprimido ‘porque se le van las vitaminas’ no es un extendido consejo , sino que señala a un hecho comprobado: la vitamina C es poco biodisponible y no llega a todos los órganos. Sin embargo, la estabilidad de la vitamina C en cosmética está garantizada gracias a que la mayoría de fórmulas no emplean la molécula pura -que puede irritar-, sino sustancias derivadas que se sintetizan en el laboratorio. Aunque son menos potentes, estos compuestos aportan prácticamente los mismos beneficios sin riesgo de oxidación e irritación.

Múltiples beneficios

Si te preguntas cuáles son los ingredientes básicos para mantener la piel saludable, encontrarás la vitamina C como ingrediente principal. La vitamina C aporta luminosidad, combate el daño de los radicales libres gracias a su poder antioxidante y ayuda a construir colágeno. ¿Dicho de otra manera? Ayuda a mitigar las arrugas y líneas de expresión y combate la flacidez. Además, se ha probado clínicamente su efectividad a la hora de tratar la hiperpigmentación.

Concentración superior al 10%

Para que el producto garantice resultados, debe contener más de un 10% de vitamina C. Por debajo es poco probable que la vitamina C llegue al fibroblasto y estimule la síntesis de colágeno. En cuanto a la mejor manera de aprovechar su actividad dermatológica, es recomendable iniciar el uso por la noche e ir acostumbrando la piel, especialmente si se trata de una fórmula muy concentrada.

Pieles de alta demanda

La vitamina C es  básica para el cuidado de todo tipo de pieles. No obstante, algunas se ven más beneficiadas al incluirla en su rutina de cuidado facial, como las pieles cetrinas, las que tienen manchas y las que acusan signos de flacidez. También las pieles de las personas expuestas a la radiación UVA (natural o artificial) y los fumadores, puesto que la nicotina agota las reservas de vitamina C.

Recomendación de Alice in Beautyland:

Serum de vitamina C de MUTI.Con 3-O-Ethyl Ascorbin Acid, Magnesium Ascorbyl Phosphate y Ascorbyl Glycoside.

Serum de Vitamina C que proporciona el glow más deseable. Protege la piel de los radicales libres, inhibe la formación de manchas y proporciona un aspecto radiante y fresco. Muestra una interesante actividad anti-edad, dado que la vitamina C promueve la formación de colágeno y ello previene la pérdida de elasticidad. A pesar de su efectividad, se trata de un serum suave y no irritante que añade un extra de hidratación a la piel. Uso diario sobre la piel limpia y seca.

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Cosmética, Estética, Salud y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *