EL DÍA MÁS TRISTE DEL AÑO ESTÁ AL LLEGAR!

Según una fórmula matemática propuesta en 2005 por un profesor de la Universidad de Cardiff, el tercer lunes de enero, es el día más triste del año. La cuesta de enero, el mal tiempo, los muchos días que habrá que esperar hasta el próximo festivo… todo confluye para que ese día, que en este año 2022 cae en 17 de enero, nos sintamos tristes y deprimidos.

Y es que la época no es para menos: Covid-19, mascarillas, confinamientos, el frío, el precio de la luz…y no olvidemos el exceso de gasto en las fechas navideñas, este mes lo tiene todo para ponerse cuesta arriba.

El «lunes triste» es una fecha marcada en el calendario pero no tiene un día concreto. Es decir, el Blue Monday se celebra el tercer lunes del mes de enero, varias semanas después de la celebración del Año Nuevo. El Blue Monday  de este 2022 cae el lunes 17 de enero, (ya que será el tercer lunes del mes). Aunque el origen del Blue Monday fue publicitario, hoy en día es una fecha que se ha extendido a diversos países en todo el mundo.

Además el tercer lunes de enero se celebra el Día de Martin Luther King, una fecha festiva en Estados Unidos, que conmemora el nacimiento de uno de los principales activistas por los derechos civiles que estuvo a favor de la lucha no violenta para defender los derechos humanos.

PUES BIEN, A MAL TIEMPO, BUENA CARA, que para eso tenemos a mano el refranero!

Salud, belleza y bienestar! Todo está relacionado. Numerosos estudios lo avalan. El estado de ánimo influye (y mucho) sobre la salud y el aspecto físico (y viceversa). La felicidad repercute en la salud: las personas más dichosas son aquellas que gozan de mejor salud, y el simple hecho de sonreír refuerza el sistema inmunitario. Igualmente, se ha comprobado que la alegría está estrechamente relacionada con la autoestima, y que cuando más satisfecha está una persona con su imagen, más feliz es.

El optimismo y el buen ánimo son muy beneficiosos, y en un día gris y triste como lo suele ser el Blue Monday, toda ayuda es buena para combatir la melancolía. Superar este nefasto día no tiene por qué ser difícil: basta con satisfacer unas pequeñas necesidades estéticas y espirituales para que las sonrisas y el buen ánimo vuelvan a los rostros de quien los ponga en práctica y aquellos que le rodeen (y es que no hay que olvidar que el buen humor es contagioso, y las sonrisas también).

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Salud. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.