Vive 10 años más. ¡Deja de fumar!

Uno de los propósitos que suelen hacerse al comenzar el año es dejar de fumar. Si tú eres todavía fumador@, no lo dudes: este año 2015 deja el tabaco, prolongarás varios años tu vida. Aquí tienes diversas sugerencias de cómo hacerlo.

dejar-de-fumar

Imágen © iStockphoto.com

Si no lo consigues a la primera, no tires la toalla. A algunas personas les toma de cinco a siete intentos el lograr su objetivo. No obstante,  cada vez que se prueba un método, uno  se siente más fuerte porque va aprendiendo lo que le ha hecho fracasar.

Cualquier edad es buena para dejar de fumar, porque añades salud a tu cuerpo y años a tu vida.

Hay distintos métodos que pueden ser efectivos . Por ejemplo:

Parar en seco. Eso significa ir, por ejemplo, de 20 o 30 cigarrillos al día (o los que fumes) a ningún cigarrillo. Dejar de fumar repentinamente puede dar resultado, y tiene la ventaja de que detienes de una vez los efectos del cigarrillo, pero necesitas determinación y fuerza de voluntad para combatir de un golpe la adicción a la nicotina.

Dejar el hábito poco a poco. Es un método que muchas personas emplean con éxito. Incluye, por ejemplo, fumar sólo la mitad de los cigarrillos o ir espaciando el momento de encenderlos. De este modo, vas reduciendo gradualmente tu adicción. Tiene la desventaja de que prolongas por más tiempo los daños que causa la nicotina.

Terapia de reemplazo de nicotina. Consiste en usar productos que reemplacen las grandes cantidades de nicotina que recibes del cigarrillo por otras mucho menores. Los productos de reemplazo pueden ser parches, goma de mascar, píldoras, atomizadores (spray) nasales, inhaladores, etc., y su función es ir disminuyendo el nivel de nicotina poco a poco. Este método va reduciendo el ansia por el cigarrillo y los síntomas de abstinencia, y si lo aplicas correctamente, duplicas tus probabilidades de dejar de fumar.

Medicamentos con receta. Algunos de estos medicamentos se usan junto con la terapia de reemplazo de nicotina, y algunos se inician incluso, antes del día señalado para dejar de fumar. Este método requiere un estricto control médico. Visita a tu doctor para que te recete un medicamento que te ayude a dominar el hábito.

Hipnoterapia. A algunas personas les funciona muy bien para dejar de fumar. Según las investigaciones, si lo pones en práctica correctamente, bajo la dirección de un profesional calificado, puede tener hasta un 66‰ de efectividad.

Acupuntura. Se basa en las técnicas derivadas de la medicina china tradicional. También tiene probabilidades de éxito, sobre todo en personas realmente motivadas para abandonar el cigarrillo.

Lo primero y lo más importante es que tienes que estar convencido de que quieres dejar de fumar. Con ello tienes más de la mitad de la batalla ganada. Y recuerda que no sólo te beneficias tú, también beneficias a quienes te rodean.

 ¡Nunca es tarde para dejar de fumar!

Fuente: Vida y Salud

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Salud y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *