Mitos y realidades de la Dieta Atkins

Es época de lucir figura, ya sea en la piscina o en la playa, por lo que son muchas las mujeres, y cada vez más hombres, que siguen alguna dieta adelgazante. Hoy hablaremos de la popular Dieta Atkins, que se caracteriza por ser baja en carbohidratos, y sobre las dudas que existen sobre sus ‘beneficios’.

dieta Atkins

La popular Dieta Atkins fue creada en 1972 por el cardiólogo Robert Atkins, quien sostenía que el enemigo principal de la salud en Estados Unidos era la dieta rica en carbohidratos. Por eso, el objetivo más importante de este plan de alimentación es reducir los carbohidratos mediante un régimen enfocado en limitar el consumo de alimentos como azúcar, harina blanca, arroz blanco, patatas, leche, la mayoría de las frutas, algunas verduras y otros carbohidratos refinados.

Mito: La Dieta Atkins  ayuda a bajar hasta 7 kilos en las primeras dos semanas.

Realidad: Esto es una realidad para muchas personas, pues muchos han logrado perder peso con ella , especialmente durante las primeras semanas. Sin embargo, los expertos dicen que cualquier dieta baja en carbohidratos ayuda a adelgazar a corto plazo, pero que a largo plazo es probable que se recuperen fácilmente los kilos perdidos. Por eso la dieta insiste en olvidar para siempre ciertos carbohidratos.

También hay quienes argumentan que el éxito de la dieta no es debido a la ausencia de carbohidratos, sino a que reduce la cantidad calorías que se ingieren diariamente, además que las proteínas hacen que uno se sienta lleno por más tiempo y eso hace que evite comer tanto durante el día.

Los nutricionistas resaltan que cualquier dieta que reduzca las calorías, así incluya carbohidratos, funcionará.

Mito: Se pueden comer muchos alimentos grasosos sin aumentar los niveles de colesterol y de triglicéridos.

Realidad: Esta fue una de las primeras críticas contra esta dieta, que ha llevado a que con el tiempo la dieta haya adoptado un enfoque más saludable. Actualmente la Dieta Atkins ha limitado las grasas trans y las grasas saturadas en su régimen, y ha insistido más en el ejercicio. Por eso, si  uno quiere seguirla, debe de buscar un libro de edición reciente.

A pesar de las críticas, la dieta ha comprobado que ayuda a reducir los niveles del colesterol y de los triglicéridos de las personas a corto plazo. No obstante, los expertos siguen temiendo los efectos a largo plazo de una dieta con altos contenidos de grasa,( ello sigue siendo un mito hasta no comprobarse con estudios a largo plazo).

Mito: La dieta baja en carbohidratos es buena para la salud.

Realidad: Aunque es cierto que reducir los carbohidratos siempre va a traer beneficios para la salud en general, también lo es que reducirlos de una forma drástica puede ser negativo.Un estudio reciente ha detectado que las dietas basadas en proteínas y bajas en carbohidratos, como la popular Dieta Atkins, puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas cardíacos a largo plazo.

La Asociación Americana del Corazón y la Asociación Americana de la Diabetes consideran a las dietas más balanceadas como dietas más saludables. Incluso, las dietas bajas en carbohidratos pueden ser adecuadas, siempre y cuando las proteínas se obtengan principalmente de los alimentos de origen vegetal (como los frutos secos) y la reducción de los carbohidratos se aplique sobre los carbohidratos simples y refinados (como las bebidas y los refrigerios). Por el contrario, hay que elegir carbohidratos de productos integrales, como granos (en el caso de panes y arroz, por ejemplo), verduras, legumbres y frutas.

Realidad: Especialmente la limitación de frutas puede provocar estreñimiento, entre otros problemas digestivos, e incluso contribuir al desarrollo de algunos tipos de cáncer.Por ello,  lo más recomendable es tomar un suplemento vitamínico si se sigue esta dieta.

Realidad:  No es una dieta recomendable para personas que tienen problemas en los riñones o en el hígado. por la gran cantidad de proteínas que contiene. Tampoco se recomienda en mujeres embarazadas o que están dando pecho.

Al margen del los mitos y realidades que nos plantean las dietas, recuerda que no hay dietas mágicas ni milagrosas que  permitan bajar de peso de un día para otro. Lo importante es ir modificando los hábitos de nutrición nocivos e incorporando opciones más saludables, que con el tiempo nos permitan ir eliminando esos kilos de más, al mismo tiempo que ganamos en salud y en calidad de vida.

Fuente: www.vidaysalud.com

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *