La risa fortalece el sistema inmunológico

La risa puede ser un buen recurso para mejorar la calidad de vida

DOCU_GRUPO

Los adultos suelen reír entre 15 y 100 veces al día, frente a los niños que lo hacen una media de 300 veces diarias.

Hay varios estudios que apuntan a que la risa  puede ayudar a reducir los niveles de tensión y ansiedad, además de facilitar el fortalecimiento del sistema inmunológico, según afirma el encargado del área de atención y servicio a los voluntarios en la organización mexicana Risaterapia, Luis González Imbert.

Reduce el estrés, la ansiedad, la depresión y disminuye el riesgo de infarto, aunque como efectos negativos se han descrito casos de ataques de asma, incontinencia y hernias.

Ninguno de los trabajos revisados pone en duda que “la risa reduce el estrés, la ansiedad y la depresión”. También consigue “disminuir la rigidez de la pared arterial” y esto, según los investigadores, “puede aliviar la tensión, y disminuye el riesgo de infarto”. Además, en los pacientes con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) mejora su función pulmonar. Hay estudios que demuestran incluso que reírse durante un día entero ayuda a quemar 2.000 calorías y baja los niveles de azúcar en sangre en los diabéticos.

Y por si fueran pocas sus virtudes, este acto de alegría mejora la fertilidad. Otro de los trabajos seleccionados revela que el 36% de las mujeres que se habían sometido a fecundación in vitro y que, tras la transferencia de embriones, fueron entretenidas por una actuación de payasos, se quedaron embarazadas; en comparación con el 20% de las que no asistieron a este show tras la intervención.

«La risa es una práctica acertada que además de reducir los niveles de tensión y ansiedad, fortalece el sistema inmunológico», ha indicado González Imbert en un artículo publicado por la agencia Investigación y Desarrollo, en el que se recuerda que los adultos suelen reír entre 15 y 100 veces al día, una incidencia «muy baja» si se compara con los niños, que ríen una media de 300 veces diarias.

Los múltiples beneficios de la risa

Este fortalecimiento del sistema inmunológico se produce al liberar una gran cantidad de endorfinas que protegen al organismo de infecciones que lo hacen más resistente a «enfermedades crónico-degenerativas como las cardiovasculares, diabetes, hipertensión o cáncer».

«La risa disminuye la hipertensión al aumentar el riego sanguíneo, cuenta con capacidad para aliviar el estreñimiento e incrementa la concentración de colágeno, una proteína contenida en la piel que se deteriora con el paso de la edad al perder elasticidad, tersura y firmeza, y además retarda el envejecimiento», ha afirmado esta agencia.

La risa también permite liberar lipoproteínas -moléculas hechas de proteínas y grasa- en la sangre, lo que favorece la reducción del nivel de colesterol, un problema generado por un estilo de vida malsano como el sedentarismo o el sobrepeso.

También hay estudios que apuntan que la risa puede ayudar a retrasar el envejecimiento.

Por todo ello, González Imbert considera que la risa es «un elemento esencial para acelerar la recuperación de los pacientes, aminorar el dolor generado por los diferentes procesos internos que enfrenta ante cierto padecimiento y ayuda a liberar la ansiedad producida por el estrés».

Además, a su juicio es indiferente que la risa sea natural o ensayada, ya que ambas «tienen casi los mismos beneficios». En ambos casos ayuda a relajar los músculos tensos y a quemar calorías, ya que al reír «se movilizan unos 400 músculos del cuerpo».

No obstante  la risa tiene también  contraindicaciones, en personas con enfermedades muy específicas. Un estudio señala el caso de una mujer con síndrome de Lown Ganong Levine o de conducción atrioventricular acelerada que murió después de un periodo de intensa risa que, según los médicos, fue, posiblemente, el desecadenante del fatal desenlace. Otros expertos reflejan en sus trabajos que una rápida aspiración durante las carcajadas puede provocar la inhalación de cuerpos extraños y un ataque de asma. Reírse con ganas también podría motivar incontinencia y hernias.

En vista de los resultados, señalan los autores de la revisión, “no se puede decir que la risa sólo sea beneficiosa” o que “sea siempre la mejor medicina”. Sin embargo, “los efectos secundarios sólo ocurren con sobredosis prolongadas de risa y en personas especialmente susceptibles“. Es decir, “el humor conlleva un bajo riesgo de efectos secundarios y un alto índice de beneficios”, así que, a no ser que el médico se lo desaconseje, habrá que dejarse llevar por las palabras de Robert Burton (autor de ‘La anatomía de la melancolía’): “La risa prolonga la vida, mejora el humor y rejuvenece”.

Fuentes:http://www.abc.es/salud/noticiashttp://www.elmundo.es/salud/

Agueda Orozco

Acerca de Agueda Orozco

Profesional con gran experiencia en la edición de revistas profesionales de peluquería y estética, organizadora de certámenes profesionales y creadora del blog Beauty Today.
Esta entrada fue publicada en Bienestar, Salud y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *